Recuerda estos 4 simples consejos: 1.- Empieza por elegir el lenguaje en que va ser desarrollada tu web. 2.- Ten en cuenta un buen diseño, optimo y orientado al cliente. 3.- Asegurate de hacerle una auditoria, revisar meta tags, encabezados, seguridad, robots, estructura, scheme.. (puedes llamar a un especialista...